Aprender a tomar apuntes

 

 

 

La calidad de la toma de apuntes se puede evaluar según los siguientes criterios:

1.                Contienen las ideas principales.

2.                Hay orden lógico de las ideas.

3.                Se observa pulcritud.

4.                Hay claridad en la letra.

5.                Orden:

6.                Apuntes precisos y breves.

¿Cómo tomar buenos apuntes?

Tomar buenos apuntes demanda mucha práctica y debes realizarlo en diversos momentos: clases expositivas, conferencias, debates, diálogos, etc.

Antes de entrar al aula:

1.    Lee el tema antes de que sea tratado en clase.

2.    Conserva una actitud positiva hacia el curso y hacia el docente.

Durante la clase:

1.                Coloca la fecha, hora, título del tema, docente.

2.                En tus papeles de apunte considera tres secciones:

a.    Un espacio central para identificar los puntos principales del profesor.

b.    un espacio marginal para editar o "criticar" lo que haya escrito,  enlazar información del texto a otras fuentes, agregar definiciones.

c.     una "condensación" o sección de sumario.

3.                Concéntrate en la clase. Controla tu atención.

4.                Busca las ideas principales de la explicación y enlaza los términos gráficamente.

5.                Compara lo que presenta el profesor con lo que ya sabes.

6.                Explora la utilidad de lo que se está presentando.

7.                Utiliza palabras abreviadas o letras que abrevien términos. Debes crear tus propios símbolos.

Después de la clase:

1.                Elabora un resumen de unas 3-4 líneas de lo que ha tratado el tema.

2.                Guarda los apuntes en tus archivos correspondientes. Clasifícalo.

3.                No pases tus apuntes a limpio. Desde el inicio trata de hacerlos bien claros y precisos.

EMPLEA IMÁGENES

Las imágenes nos llaman y nos cautivan, por eso son mejor recordadas que las palabras, los sonidos o los olores. Solo debe traducir los conceptos abstractos a imágenes. Algunos lo hacen con facilidad, a otros le cuesta mucho, pero todo se aprende con mucho ensayo. Los resultados son alentadores.

 

Acostúmbrese a usar imágenes (gráficos, figuras, esquemas, mapas conceptuales, redes semánticas.).  Imagine que es un director de cine cristiano y que tiene que dar forma visual a lo que lee o piensa. El esfuerzo deliberado en este sentido se verá recompensando por recuerdos más fiables.

 

En tu próxima clase, cuando tengas que tomar apuntes, recuerda: usa imágenes para recordar los principales conceptos. Si deseas, dibújalas.

 

 

Siguiente            Inicio