Siembra primero

INICIO                

 
 

Una mujer soñó que estaba en una tienda recién inaugurada y para su sorpresa, descubrió que Dios se encontraba tras el mostrador.

 

- "¿Qué vendes aquí?", le preguntó.

 - "Todo lo que tu corazón desee", respondió Dios.

 

Sin atreverse a creer lo que estaba oyendo, se decidió a pedir lo mejor que un ser humano podría desear.

 - "Deseo paz de espíritu, amor, felicidad, sabiduría y ausencia de todo temor...."

 

Tras un instante de vacilación, añadió:

- "No sólo para mí, sino para todo el mundo....".

 

Dios sonrió y le dijo:

 - "Creo que no me has comprendido. - Aquí no vendemos frutos. únicamente vendemos semillas".

 

 

INICIO         Página principal

universidaddelavida@gmail.com