Haz visibles a tus hijos

INICIO                

 
 

La autoestima también está relacionada con el grado de visibilidad que tengas con respecto a tu hijo. Si quieres tener hijos sanos, permite que ellos sean visibles para ti.

 

Si un niño dice, con tono triste:

- "Hoy no  pude participar en el juego de la escuela" y la madre le responde con una mirada comprensiva: "Eso debe doler", el niño se siente visible.

 

Pero,  si su madre le responde secamente: "¿Crees que siempre lo vas a conseguir todo en la vida?", ¿qué sentirá el niño?

 

Si un niño entra en casa, lleno de alegría y excitación, y su madre le dice sonriendo: "Hoy estás feliz", el niño se siente visible. Pero si su madre le grita: "¿Tiene que hacer tanto ruido? ¡Eres tan egoísta y desconsiderado! ¿Qué te pasa?", ¿cómo se sentirá el niño?

 

Si un niño se esfuerza por construir una cabaña en el jardín de casa y su padre le dice con admiración: "A pesar de que es difícil, lo estás consiguiendo", el niño se siente visible. Pero si tu padre le dice con impaciencia: "Dios mío, ¿es que no tienes nada que hacer?", ¿cómo se sentiría el niño?

 

Si un niño ha salido a pasear con su padre y hace comentarios sobre una gran cantidad de cosas que ve a lo largo del camino, y su padre le dice: "Realmente te fijas en muchas cosas", el niño se siente visible. Pero si su padre le dice, irritado: "¿Es que nunca paras de hablar?", ¿cómo se sentiría el niño?

 

Cuando manifestamos cariño, estima, empatía, aceptación, respeto, hacemos al niño visible. Cuando transmitimos indiferencia, desdén, condena, ridículo, impulsamos el sentido de identidad del niño al solitario subsuelo de la invisibilidad.

 

BRANDEN, Nathanael. Los seis pilares de la autoestima.Edit. Paidós. 1998. Págs.201-202.

 

INICIO         Página principal

universidaddelavida@gmail.com