Conversa con un niño

INICIO

 
"Cuando te encuentres triste, desanimado y agobiado. Conversa con un niño".

Estas palabras escritas que las leí en una carta familiar, enviada por Emi desde Hiroshima, me hicieron reflexionar y traté de buscar el sentido de aquellas sencillas palabras.

"Cuando te encuentres triste, desanimado y agobiado. Conversa con un niño".

Un día me sobrecogió la tristeza junto con la preocupación. Me sentía mal. Muy mal.  Entonces recordé las palabras. Salí de casa... Encontré unos pequeños... Conversé con ellos... y hallé la sabiduría que encerraban aquellas sencillas palabras.

"Cuando te encuentres triste, desanimado y agobiado. Conversa con un niño".

Hoy, si no encuentro niños, converso con las fotos de mis hijos pequeños y mis preocupaciones se disipan.

Alfonso Paredes

.

 

INICIO         Página principal

universidaddelavida@gmail.com