¿Alumbras el camino?

INICIO

  Hace miles de años un hombre caminaba por las oscuras calles de una ciudad de Oriente, con una lámpara encendida.

La ciudad se tornaba muy, muy oscura en noches sin luna... como aquella.

De pronto encuentra un amigo, quien lo reconoce y le dice:

- ¿Qué haces Guno, ciego, con una lámpara en la mano? Si tú no ves...

- Es que yo no llevo la lámpara para iluminar mi camino; conozco la oscuridad de estas calles de memoria; llevo la luz para que otros encuentren su camino cuando me vean a mí...

-------------------------------------------

No es fácil alumbrar el camino de otros. Muchas veces en lugar de alumbrar oscurecemos el camino de los demás. ¿Cómo?  A través del desaliento, la crítica, el egoísmo, el desamor, el odio, el resentimiento.

Ayudando a los demás con una luz de esperanza en su corazón, nuestro propia oscuridad se minimiza

 
 

INICIO