Respuesta trascendental

INICIO

 
 

Cada uno, allí en el puesto que se desempeña debe reconocer que su función es trascendental e importante. La agudeza de nuestra visión interior nos proporcionará más alegría si somos conscientes de la oportunidad que tenemos al cumplir un deber trascendental.

 

Cómo mira cada uno su trabajo, hacia dónde cree que se dirige, qué aporte está haciendo, se ven reflejadas en nuestras palabras, cuando respondemos a la pregunta: ¿Qué estas haciendo? ¿Qué función tienes?.  Veamos algunos casos:

 

CASO 1: 

-    ¿Qué haces? -le preguntó la jefa de enfermeras a la auxiliar, al mirarla que estaba cerca a un pequeño muy delicado.

-    Cuidando al médico que un día me atenderá -fue la respuesta trascendental.

 

CASO 2:

Un  hombre golpeaba fuertemente una roca, con rostro duro y transpirado. Alguien le preguntó:

-    ¿Cuál es su trabajo?

-    ¿No lo ve?  Picapedrero. Y agregó con pesadumbre:

-    Estoy en prisión y me obligan a hacer esto. ¿Le parece que puedo estar contento?

 

Un segundo hombre golpeaba fuertemente una roca, con rostro duro, transpirado. Alguien le preguntó:

-    ¿Cuál es su trabajo?

-    ¿No lo ve?  Picapedrero. Y agregó con pesadumbre:

-   Mi abuelo rompía piedras, mi padre lo mismo, yo no puedo defraudar a mi familia ¿Le parece que puedo estar contento con mi actividad?

 

Un tercer hombre golpeaba fuertemente una roca, transpirado, con rostro alegre, distendido. Alguien le preguntó:

-    ¿Cuál es su trabajo?

-    Estoy construyendo una catedral.

 

Si logramos proyectar el sentido social profundo y elevado de nuestro trabajo, lograremos que nuestra labor sea placentera y nos haga sentirnos realizados.

 

CASO 3

 

Si yo te preguntara:

 

-   Estimada secretaria, ¿cuál es tu trabajo?

-   Estimado docente, ¿cuál es tu trabajo?

-   Estimado contador, ¿cuál es tu trabajo?

-   Estimado obrero de limpieza....  ¿cuál es tu trabajo?

¿Qué responderías?

    
 
INICIO    PRINCIPAL