Principal

Relatos

Ciencia y Biblia

Tesis

El autor Opinan

Poemas y poesías selectas

 

SISTEMA DE EDUCACIÓN

Si yo tuviera un hijo pequeñuelo y quisiera criarlo para el cielo

con la ayudad de Dios lo lograría   pero ¡cuánto desvelo su sana educación me costaría!

Mas si a ese niño candoroso y tierno lo quisiera criar para el infierno

¡qué poquito trabajo me costaría y qué poco desvelo

consumar ese bárbaro delito de hundir en el infierno a un angelito

nacido para el cielo:

Conozco yo un sistema de educación moral que nunca falla:

él resuelve el problema de hacer de un inocente un gran perdido.

Lo primero que al niño prohibiría era hacerse cristiano

¡Cuándo él fuera ya hombre, elegiría!

¿Para qué le dio Dios libre albedrío? ¿He dicho Dios? En fin, se ha escapado.

Con el niño hablaría con cuidado.

Preparado con estos elementos a una escuela sin Dios lo mandaría

a echar de su carrera los cimientos a ilustrarse, a adquirir conocimientos

en las ciencias del día. 

Libre de religiosas aprensiones que achican y acobardan la conciencia,

que tiene a desterrar preocupaciones, de mi niño la tierna inteligencia,

indiferente a místicas ficciones, lograría llenar cumplidamente

su evolutiva, racional proceso, sin beber en más fuente

que en la fuente sublime del progreso.

La segunda enseñanza acabaría de envenenarme al chico:

allí se le diría que no era hijo de Dios, sino de un mono.

Una universidad se encargaría de darle al escolar la última mano...

y cuando pienso que de allí saldría llamándose, tal vez del mono hermano.

¡Me espanto ya, sin existir mi hijo! 

La moraleja se deduce al vuelo, y ciego será aquel que no la vea:

si queréis criar hijos para el cielo, que os los eduque el que en el cielo crea.

Mas si hay (¡qué ha de haber!) Algún mal padre

o alguna no buena madre que los quiera criar para el infierno

y escoger bien pronto la cosecha,  que los eduque el diablo.. y cosa hecha.

 

José María Gabriel y Galán (Español, 1870-1905)

INICIO                     PRINCIPAL

Alfonso Paredes