Principal

Relatos

Ciencia y Biblia

Tesis

El autor Opinan

Poemas y poesías selectas

 

LA ESCUELA SEGÚN EL ENEMIGO DE LA VERDADERA EDUCACIÓN

Hace muchos años en algún país el enemigo de la educación verdadera hizo su aparición, él traía una idea en la cabeza y trataba de convencer a la gente.

Su idea era el hacer una escuela pero... ¿Cómo sería esa escuela?

Entonces se le ocurrió preguntar a las madres de los niños cómo era que sus hijos se comportaban y ellas empezaron a contestar con gran entusiasmo...

! Los niños aman la naturaleza !

!Ah... entonces los meteremos en cuartos cerrados en donde no vean ni siquiera el árbol de la esquina...! ¿Qué más les gusta?

¡Les gusta comprobar que la actividad sirve para algo!

Entonces haremos de tal manera las cosas que sus actividad no tenga ningún objetivo -dijo el enemigo de la verdadera educación.

¡Ah...! dijo otra señora -Les gusta moverse, brincar, saltar, correr, ...

Pues los obligaremos a estar sentados y quietos...

¡Les gusta manejar objetos, servirse de las manos! -comentó una más.

Pues que sólo manejen ideas, únicamente ideas... ¡Que no ocupen las manos!

¡Les gusta razonar!

Pues que memoricen...

¡Les gusta hablar!

Que guarden silencio, ¡Prohibido hablar!

¡Les gusta investigar la ciencia! -dijo alguien por ahí.

Hay que dársela hecha.

¡Ah! Y sobre todo ¡reír!

¡Perfecto!... Entonces inventaremos los castigos.

¡Con sus tiernas manitos siempre oran a Dios!

¡Que ... no pronuncien el nombre de Dios ni antes ni durante ni al final de las clases!

Y así se inventó, de esta manera la escuela del enemigo de la verdadera educación

INICIO                     PRINCIPAL

Alfonso Paredes