Madre                                                    INICIO

Querida mami:

No pretendo escribir con el ingenio de Mariela, ni las ocurrencias de Naty, y tampoco con la letra minúscula y filosófica de Ale, más bien con mis frases quebradas e incompletas que con mucha dificultad abren paso a sentimientos que tú ya conoces.

Quiero decirte lo mucho que significas para mi y el increíble ejemplo e impacto que tu vida tiene sobre la mía.

Admiro tu coraje y confianza cuando la vida se presenta difícil. Admiro tu paz y paciencia cuando otros desesperan. Y tu fe que ve claramente lo que a veces nos parece invisible.

A través de los años haz sido capaz de inspirar y guiar a los que te amamos. La vida misma te ha convertido en maestra por excelencia.

Aunque kilómetros de tierra y océano aún nos separan, la distancia se ha convertido en amiga y siempre nos sentimos cerca.

Cuando pienso en ti, pienso en lo mucho que te quiero y en lo mucho que aún tengo que aprender. Cuando pienso en ti, es fácil acallar voces incrédulas que proclaman que no hay Dios.

Tu vida es un canto de amor al Creador y un incalculable regalo para mí.

Silvi

INICIO