Carta de una madre judía                    INICIO

 

Éste es el texto de la carta escrita en el Memorial del Holocausto. Fue escrita el 23 de septiembre de 1943 por una mujer polaca para confiar su hijo a una amiga polaca. Con ello, la madre quería evitar la persecución que sufrían los judíos en aquellos momentos de dominación nazi. Un año después, la madre y el niño morirían en el campo de exterminio de Auschwitz: 

Querida señora Bronia: Me es muy difícil escribirle. Últimamente han sucedido cosas terribles. La vida es tan cruel... Cuando vino aquí, señora Bronia, no logré expresar mis sentimientos. Se lo pido: cuide a mi hijo. Sea para él una madre. Tengo miedo de que coja frío: es tan débil y enfermizo...

Querida Bronia, haga por él todo lo posible, le quedaré agradecida hasta mi último día.

Él es muy inteligente y tiene un corazón muy bueno. Estoy segura de que sabrá amarlo.

Cada día rezo a Dios desde lo profundo de mi sufrimiento para que, por el contrario, usted tenga un futuro feliz y no tenga que separarse de sus hijos, para que pueda amarlos y cuidarlos.

¿Puede comprender mi tortura? Bronia, esta carta es un grito que sale del corazón. Michael tiene que comer, hacerse fuerte, ser capaz de soportar los sufrimientos.

Por favor, es necesario vestirlo con ropa caliente, que lleve calcetines... No puedo seguir escribiendo. Hasta las lágrimas se me han secado. Que Dios les proteja a los dos. 

Genya

INICIO

 

 

2006. Alfonso Paredes Aguirre