Carta a mi hijo:                                  INICIO

Eres joven y tienes toda una vida por delante. Tienes todas tus fuerzas, el dinamismo y el vigor para enfrentar cualquier aventura y salir adelante, posees ideas frescas agilidad para hacer muchas cosas.

Como joven al fin tienes el deseo de vivir tu juventud con los afanes y oportunidades que te brinda la vida. El mundo te atrae porque tienes chispa dentro de tí y estás siempre al tanto de las cosas que pasan porque te llaman la atención y quieres formar parte de ellas

Usas, haces, imitas cosas del mundo porque son fáciles y porque satisfacen el gozo de la carne, Si! de la carne!, generalmente las cosas del mundo son atractivas y placenteras, y a esta palabra es a la que tienes que poner atención y mucho cuidado.

Placentero es una palabra que viene dada por la entrega a los placeres, y estos placeres son alegrías del mundo lo cual indica que son pasajeras y que traen como consecuencia la tristeza y decepción.

Entonces, por qué hacer caso a estas cosas cuando sólo nos ofrece la perdición de nuestra vida?, Hay un camino que debes tomar, este camino es un camino de luz y paz que te ofrece una vida victoriosa y feliz que al final te dará la vida eterna.

Te dí un ejemplo el cual debes de seguir. Morí por tí e inspiré a unos 40 hombres con el proposito de que hoy puedas tener un tesoro, un libro que te muestre como debes andar en esta vida y como debes prepararte para que puedas vivir para siempre y pronto tú y yo estaremos juntos por toda la eternidad. Estudia este libro y sigue mi ejemplo y pronto podrás estar conmigo y podremos ser felices tú y yo juntos.

Hasta luego hijo,

Tu padre Celestial

INICIO

 

 

2006. Alfonso Paredes Aguirre