Carta al hombre de mañana...           INICIO

Si...

Si eres capaz de ver derrumbada la obra de tu vida, y sin quejarte comenzar a construirla de nuevo; perder de un solo golpe la ganancia de mil partidas sin un gesto ni un suspiro; 

 

Si puedes ser amante sin que el amor te enloquezca; si puedes ser fuerte sin dejar de ser tierno y sintiéndote odiado no odiar a tu vez, sin dejar de luchar ni defenderte; 

 

Si puedes contenerte al reconocer tus palabras tergiversadas para sacarte de quicio, y oír sus mezquinas lenguas hablar sobre ti sus mentiras, sin sentir tu mismo ni una sola palabra; si puedes mantenerte digno sin dejar de ser altivo; 

Si puedes se consejero de reyes sin dejar de ser pueblo y si puedes querer a todos tus amigos como hermanos, sin que ninguno de ellos sea para ti el todo; 

Si puedes meditar, observar y conocer, sin volverte escéptico y derrotista; soñar, pero que tu sueño no se convierta en tu amo; pensar, sin ser nada más que un pensador; 

Si sabes ser bueno, si sabes ser sensato sin convertirte en moralista ni pedante, si puedes hallar el triunfo después de la derrota; 

Si puedes conservar tu coraje y tu cabeza cuando todos la pierden. Entonces los los reyes, la suerte y la victoria serán para siempre tus más humildes esclavos, y lo que vale mucho más que reyes y glorias .... .

... entonces, SERÁS UN HOMBRE HIJO MÍO

INICIO

 

 

2006. Alfonso Paredes Aguirre